Guía breve: La promoción de la marca con la ayuda de los regalos promocionales

Es posible que muchas empresas no comprendan que el marketing de los regalos gratuitos puede ayudar a mejorar la imagen de marca de su empresa y que, además, funciona como una mejora excepcional de toda estrategia comercial.

Cada producto promocional, impreso con el nombre y el logotipo de su empresa, debe ser pensado como una buena inversión o un elemento del plan de presupuesto de marketing. Estas herramientas no sólo se encargan del impulso comercial, sino que también son una buena parte de su negocio.

Ofrecer regalos promocionales a sus clientes potenciales puede ayudarles a desarrollar un nombre de marca, mejorar el efecto de su negocio y recordarán sus productos o servicios. Este concepto es más barato y también es extremadamente fiable en comparación con otras formas y técnicas de publicidad.

Cuando los consumidores obtienen productos de marketing, los conservan durante un periodo de tiempo prolongado. Hay estudios de investigación que demuestran que muchos individuos prefieren conservar los regalos durante más de 1 ó 2 años.

Esto mejora el conocimiento de la marca, que no se limita a la persona que posee el regalo, sino que también entra en contacto con otras personas. Los artículos publicitarios mejoran la impresión que los consumidores tienen de su empresa y la gente opta por volver a comprar los regalos.

Es típico de la naturaleza humana que a todo el mundo le guste recibir regalos, y no les importará tener un regalo con un logotipo impreso o algo parecido.

Los productos promocionales son un arma poderosa en su plan de marketing. El obsequiar artículos publicitarios es una excelente inversión ya que en el momento en que los usuarios empiecen a utilizar los artículos, se familiarizarán con el artículo específico y con el nombre de su empresa, lo que indica que volverán a comprar el producto. 

Además, le ayudarán a promocionar sus servicios más a menudo con regalos publicitarios. El hacer marketing con regalos promocionales también es una opción realmente económica que proporciona un excelente rendimiento de su inversión financiera comparado con otro tipo de publicidad o medios como los anuncios en televisión los cuales son olvidados muy fácilmente por lo que elegir regalos publicitarios garantiza un fuerte impacto en los clientes.

Cuando alguien recibe un regalo promocional que es utilizado específicamente por un miembro de la familia, un amigo u otros empresarios puede interpretarse fácilmente como un anuncio del nombre de su empresa y también ayuda a hacer llegar la información a muchas más personas con las que el usuario final se este relacionando.

Hay una amplia gama de artículos promocionales diseñados para infinidad de necesidades, desde tazas o bolígrafos hasta novedosos regalos tecnológicos o de lujo. Siempre podrá elegir productos que sean relevantes para su negocio o puede seleccionar temas que sean apropiados para promocionar su marca o que sea coherente con el mensaje que desea transmitir al mundo, por lo que la elección correcta de los artículos promocionales no debe ser tomada a la ligera, necesita un análisis para poder obtener resultados gratificantes. Para que los promocionales tenga éxito hay que tener en cuenta aspectos como:

– Tener bien claro cuales son los objetivos que queremos conseguir.

– Determinar el mercado objetivo

– Seleccionar cual será el mejor plan a la hora de distribuirlos.

En teoría nadie debería hace publicidad sin tener un objetivo concreto o una expectativa de satisfacción. Aunque existen muchas empresas que sus inversiones en promocionales carecen de objetivos o se limitan a establecer objetivos generales como incrementar el nivel de facturación desconociendo que esos objetivos generales suelen ser mas bien el resultado del cumplimiento de objetivos muy concretos y establecidos. Sabemos que la razón de ser de los promocionales es ser herramientas que generan presencia de marca en favor de incrementar los beneficios económicos de las empresas. Pero, ¿Cuáles son los objetivos concretos que como empresa desea conseguir al hacer uso de estos productos? Algunos ejemplos de objetivos concretos son fidelizar y complacer a sus actuales clientes; para premiar a sus empleados con el fin de mantenerlos motivados; incentivar intenciones de compra y conseguir nuevos clientes; dar a conocer nuevos productos/marcas; entre muchas otras.

Por lo tanto, es necesario enmarcar los objetivos para poder ser coherente con su target, mensaje, marca y presupuesto. 

El conocer a su público objetivo es un elemento esencial y básico de su negocio para a partir de ahí elegir el regalo adecuado y definir detalles como los medios adecuados que se utilizarán para distribuir sus promocionales y llegar a su mejor audiencia de la manera más eficaz.

Ir arriba